MIGRANDO (ll)

 


Habíamos dejado a ese individuo que arrastraba sentimientos, fríos y calores, nostalgias y que se daba de frente con La otra orilla.

Es curioso darse cuenta que cuando miramos hacia atrás y vemos lo que dejamos, lo primero que encontramos es un rastro casi borroso y una cantidad de personas que  tienen asumido que el triunfo ya lo tienes en las manos y que tu camino es una alfombra de pétalos azules color felicidad.

Cuando la realidad es, que a unos cuantos meses de estar asimilando cambios de diferente índole, tu cabeza y cuerpo no es nada mas que un amasijo de incertidumbres, nervios, soledades y retos.

Una de las estampas mas reveladoras de tu gran soledad es caminar horas y horas por calles amplias y abarrotadas de personas, y no encontrar ni tan solo una cara conocida, allí es justo cuando vas asumiendo que el reto de hacer camino y buscar tu espacio es necesariamente una urgencia, cuando anteriormente salias a cien metros de tu casa y habías saludado por lo menos 10 vecinos.

Otro momentazo en que se hace presente la soledad, que te va a acompañar días y noches, largos periodos de tu vida nueva, es cuando regresas al que se supone es tu “hogar”, casa o habitación, donde tienes todas tus escasas pertenencias, que ademas es todo tu capital logístico. Una cama, una mesita, donde colgar prendas y cuatro paredes frías y un amable techo que cada día se te viene encima.

(Debo hacer una salvedad, ya que muchas personas  tienen la suerte de tener una aventura de migrar diferente, mas cómoda, mas familiar. Pero ese tipo de personas las encontraremos mas adelante en estas lecturas, viviendo inevitablemente la realidad.)

Estábamos en la habitación, donde después de mucho caminar y conocer cosas nuevas,  la mente realmente hecha a andar por caminos recorridos, por retener imágenes de personas

que en esos momentos de soledad inmensa, llegarían como un bálsamo  para aliviar incertidumbres y reactivarían esas ganas de comerte el mundo.

Y pensar que los que dejaste atrás, se quedaron con la imagen de alguien que se está comiendo el mundo y tu comiendo algo mas que mundo!!

Al momento de plantearse triunfar y buscar ese sueño de vida que anhelaste y por la cual emprendiste un camino incierto, viene un detalle que va a ser el detonante de muchos tropiezos y desilusiones, que va a minar tu espíritu de aventurero y que te va a exigir redoblar las energías y a lo mejor cambiar de libreto y tomar la calle como tu reto diario, con el único objeto de llenar tus arcas casi vacías: “El dinero”

Es allí cuando tropezamos con lo que nos va a marcar y nos va a hacer poner los pies en la tierra, cambiar estrategias, pensar diferente, desarrollar capacidades desconocidas y, echarnos al hombro nuestra vida con mucho coraje y valentía, porque lo que te habían contado, sencillamente es totalmente lo contrario.


Y así vamos relatando paso a paso esa aventura de migrar a  LA OTRA ORILLA, e ir descubriendo ese mundo desconocido pero apasionante de todo ser humano.


Vientoafavor20@gmail.com

@calichear



P/D: Los goles en la liga española son anotados un 95% por inmigrantes.

Comments

comments

Carlos Gallego
Acerca de Carlos Gallego 2 Articles
Uno mas, un amigo y alguien que vive día a día con serenidad y el corazón alerta, aceptando la vida tal cual y abierto los buenos diálogos y dispuesto a aprender hasta el final de los finales. Un servidor Caliche

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*